Como hemos dicho en anteriores ocasiones, en el derecho existen varios contratos que muchas personas no conocen como el contrato de agencia oficiosa del cual hablaremos a continuación.

 

¿Qué es el contrato de agencia oficiosa?

 

El artículo 2304 de nuestro Código Civil lo define de la siguiente forma: La agencia oficiosa o gestión de negocios ajenos, llamada comúnmente gestión de negocios, es un contrato por el cual el que administra sin mandato los bienes de alguna persona, se obliga para con ésta, y la obliga en ciertos casos.”

 

Como vemos, la agencia oficiosa o gestión de negocios es un contrato civil mediante el cual una persona llamada agente oficioso o gerente administra los negocios de otra persona, sin necesidad de un contrato de mandato, quedando obligada con ésta y, a su vez, esta persona con el agente oficioso en ciertos casos.

 

¿Qué características tiene la agencia oficiosa?

 

  • Es unilateral:  La responsabilidad recae sobre el agente oficioso o gerente, dependiendo de las condiciones de la gestión.
  • A pesar que el código civil la define como si fuera un contrato, se considera que es más bien un acto jurídico unilateral (cuasicontrato) que no puede revocarse, porque la obligación nace a pesar de no haber acuerdo entre las partes.

 

  • Al tiempo que sí puede ser revocada la estipulación para otro, ocasionando efecto al beneficiado, el cual sólo en virtud de su ratificación podrá contraer obligaciones.

 

¿Cuáles son los requisitos de la agencia oficiosa?

 

Ha señalado la Corte Suprema de Justicia a través de Sentencia del 15 de octubre de 1941 y de acuerdo con el artículo 2304 del C.C. ya citado:

  • Se hace para administrar negocios ajenos.
  • Que no haya contrato de mandato para la realización de la gestión de negocios.
  • Que la persona tenga la pretensión de obligarse para con el tercero a quien se le administran los bienes.
  • Que exista la posibilidad de obligar al tercero en determinados casos.

 

¿Cuáles son las obligaciones del interesado?

El artículo 2308 del Código Civil señala que cuando el negocio es bien administrado, el interesado cumple las obligaciones que el agente oficioso o gerente contrajo en la gestión y debe reembolsar los gastos útiles o necesarios en los que incurrió.

El interesado no está obligado a remunerar al agente oficioso o gerente y si el negocio fue mal administrado, el gerente será responsable de los perjuicios ocasionados.

 

El contrato de agencia oficiosa o gestión de negocios ajenos es el acto jurídico mediante el cual se impulsa la defensa de los derechos de una persona que por estar incapacitada o ausente, no la puede ejercer personalmente ante una autoridad judicial o administrativa, teniendo en cuenta que no existe poder o delegación expresa para la representación.

 

Temas relacionados:

 

Contrato de mandato