Poner en arriendo un inmueble propio es una decisión que requiere de ciertas precauciones, pues usted espera arrendar a un inquilino que sea cumplido con el pago del canon de arrendamiento, y también que cuide el inmueble como si fuera suyo.

Debe saber que, así como espera un inquilino cuidadoso y responsable, usted también debe ofrecer un espacio limpio, completo y cómodo para arrendar, tenga en cuenta que como usted entregue el inmueble, así le será devuelto:

  • Recuerde reparar todos los daños y solucionar los pendientes que la casa o el apartamento tenga.
  • El aseo es un tema muy importante, los pisos deben estar limpios, los baños, la cocina, etc.
  • Actualice su inmueble, pinte las paredes, si ve que el piso necesita ser cambiado aproveche para invertir en lo que será su sustento durante un tiempo.
  • Tome fotos del inmueble, unas buenas fotos (con buenos ángulos y buena iluminación) permitirá que la gente se sienta atraída por el lugar, lo cual ocasiona más demanda y le permitirá a usted subir un poco el precio (o por lo menos no tener que rebajarlo de la idea inicial).

Debe elegir cuidadosamente a su arrendatario, por eso le brindamos 6 consejos claves para tener en cuenta a la hora de decidir entre sus candidatos:

  1. Averigüe los antecedentes económicos del candidato (vida crediticia, centrales de riesgo, etc).
  2. Solicite respaldos bancarios que le permitan tener certeza de que el posible inquilino puede responder con el arriendo que usted ha designado para el inmueble.
  3. Pida un certificado laboral con la fecha de integración a la empresa, el tipo de contrato que tiene y, por supuesto, cuánto gana.
  4. Puede exigir un deudor solidario con finca raíz que respalde el eventual incumplimiento de la renta.
  5. Es muy recomendable contratar a una empresa de seguros que pueda salvaguardar el inmueble en cualquier incumplimiento por parte del arrendatario.
  6. Si desea obtener garantías adicionales, usted está en todo su derecho de solicitar el pago por adelantado de hasta tres meses de arriendo.

Es importante que en el contrato de arrendamiento usted deje muy claros los términos y condiciones bajo las cuales se entrega el inmueble en arriendo. Asegúrese de que el arrendatario que haya sido elegido, lea el documento con total detenimiento y firme con plena conciencia. Además es muy importante mantener contacto ocasional con el inquilino para que este cuente con usted en caso de algún percance, y pueda informarle a tiempo. El contrato debe legalizarse con la firma de los arrendatarios y los coarrendatarios.

Tenga en cuenta que una vez arrendado su inmueble, usted ya no tiene derecho a ingresar a la propiedad sin plena autorización de los inquilinos, ya que luego e firmado el contrato y de ser entregadas las llaves, el goce de la propiedad es 100% del arrendatario.

Pin It on Pinterest

Share This