Las personas durante el transcurso de su vida celebran distintos contratos sin conocer el nombre legal del mismo y sin tener en cuenta sus reglas específicas, ejemplo de esto es el contrato de comodato o préstamo de uso del cual hablaremos a continuación.

 

¿Qué es el contrato de comodato o préstamo de uso?

 

En un artículo de este blog señalamos que: “El contrato de comodato es un acuerdo que realizan dos personas en donde se hace préstamo de un bien mueble o inmueble, a título gratuito

 

El artículo 2200 de nuestro Código Civil define el comodato o préstamo de uso como un contrato donde una de las partes entrega gratis a otra un bien mueble o inmueble para que ésta lo use, pero teniendo que devolver la misma especie, es decir, el mismo bien, luego que termine de usarlo.

 

¿Qué partes intervienen en el contrato de comodato o préstamo e uso?

 

  • Comodante: Es el dueño  o poseedor del bien mueble o inmueble.
  • Comodatario: Es quien usará el bien prestado con el compromiso de devolverlo en un plazo estipulado y para el uso acordado.

 

¿Sobre qué bienes recae el contrato de comodato o préstamo de uso?

El comodato recae sobre bienes no fungibles (una casa), cosas que no se acaban o destruyen con el uso  que le de el comodatario como si pasa con los alimentos, el dinero, los combustibles, la ropa, el calzado, etc., que sí son bienes fungibles.

 

Cuáles son las características del contrato de comodato o préstamo de uso?

    • El contrato recae sobre una cosa no fungible, como ya lo mencionamos.
    • El comodato se perfecciona con la entrega de la cosa, no necesita de solemnidad porque es un acuerdo entre las dos partes y ya.
    • Es un contrato a título gratuito.
    • El contrato de comodato es temporal, pues el bien sólo se presta durante un plazo determinado.
    • El bien tiene un uso específico previamente acordado entre las partes.
    • El comodatario se hace responsable por cualquier daño o pérdida del bien mientras se encuentre en su posesión.
    • En el comodato no hay transferencia de propiedad.
  • El contrato de comodato puede ser verbal o por escrito, pero 

 

¿Cuáles son los beneficios del comodato o préstamo de uso?

  • Para el comodante:  En caso que no pueda hacer uso del bien y al darlo en comodato se asegura que el comodatario la cuide por él como, por ej., el comodante que da en tenencia un inmueble de su propiedad para que el comodatario viva en él mientras el primero está de viaje.
  • Para el comodatario: Poder hacer uso de un bien sin tener que pagar por ello, pero teniendo que cuidarlo mientras se cumple el plazo para devolverlo como, por ej., en el caso citado anteriormente donde vive en un inmueble del comodante sin tener que pagar arriendo.

 

¿Qué pasa si el bien dejado en comodato o préstamo de uso causó daño al comodatario o generó gastos no previstos?

En este evento el comodante tiene que indemnizar al comodatario por las expensas o gastos en los que haya incurrido y que no sean del uso ordinario del bien, sino urgentes y necesarias, así como indemnizar  los perjuicios ocasionados por la mala condición del bien prestado, pero reuniendo ciertos requisitos como:

  • Que sea de tal naturaleza que lo más seguro es que hubiesen de causar los daños o perjuicios al comodatario.
  • Que el daño o la mala calidad del bien haya sido de conocimiento del comodante y lo haya ocultado al comodatario.
  • Que el comodatario no haya podido conocerla ni prevenir los daños, aún con mediano cuidado.

 

Temas relacionados:

¿Qué es y cómo funciona el contrato de comodato?

¿Un bien dado en comodato se puede dar como aporte para suscribir el capital social de una empresa?