Invertir en una casa propia es el sueño que muchos colombianos esperamos cumplir en algún momento de nuestra vida, sin embargo hay que ser muy cuidadoso a la hora de buscar inmuebles y negociar el traspaso del mismo para no caer en una estafa.  ESTAFA 

En el mundo de la finca raíz existen personas capaces de ofrecer inmuebles en venta que no son suyos, hacerse pasar por los propietarios y cobrar un valor ridículo a comparación del precio real, con la excusa de que se debe vender rápido por motivo de viaje o cualquier otra cosa, con tal de obtener plata fácil, aun cuando la propiedad no existe o no está en venta.

Esté alerta si identifica alguna de estas 4 situaciones:

  1. Colocan avisos o anuncios de prensa con un “superprecio” o ganga.
  2. Los documentos que muestran son falsos o están alterados (certificado de tradición) ocultando la identidad del verdadero dueño u ocultando limitaciones o embargos que tenga el inmueble.
  3. Tienen una premura especial para hacer el negocio, presionan constantemente justificando que el precio “baratísimo”, es a causa de que el inmueble debe venderse pronto.
  4. Si exigen el pago de arras altísimas, dejando un saldo pequeño por pagar.

Estos delitos se han vuelto constantes, y es normal que la gente caiga en engaños por no tener las medidas de prevención necesarias. Es por eso que nosotros les brindamos unos consejos sencillos para que usted esté seguro a la hora de adquirir un inmueble propio:

  • Regrese al inmueble y hable con los vecinos, porteros o tenderos que presencian la actividad de la zona. Investigue por qué venden el inmueble, quienes son los dueños, etc.
  • Solicite directamente el Certificado de Tradición y Libertad en la oficina correspondiente, para que usted mismo pueda evidenciar los antecedentes de la propiedad.
  • Si actúan mediante poder, asegúrese de que dicho poder se encuentre en el Repositorio de Poderes del VUR, o verifiquelo directamente en la notaría donde fue autenticado.
  • Indague en la oficina de administración si el inmueble presenta algún tipo de problema, deuda o demás complicaciones administrativas que signifiquen un dolor de cabeza para usted.

Cualquier persona puede ser vulnerable a un robo o estafa, entre la misma comunidad podemos educarnos y ayudarnos a no ser presas de este tipo de delincuentes. No olvide compartir la información para que otros puedan estar enterados y no sean víctimas de esta modalidad de robo.

Pin It on Pinterest

Share This