LEASING. Cuando una persona en Colombia decide adquirir vivienda se plantea distintas alternativas como: buscar las formas de financiación que se acostumbran en estos casos, solicitar préstamos familiares, créditos de largo plazo en UVR o en pesos amortizados según la opción que le ofrezcan y que se acomode a su capacidad de endeudamiento; pero son muy pocos los que piensan en el Leasing Inmobiliario o habitacional como una posibilidad distinta a las anteriores.

Cuando se escucha la palabra Leasing, inmediatamente la relacionamos con el contrato de arrendamiento financiero de bienes de capital, usado por las empresas para adquirir tecnologías y maquinarias que se adecuen a los requerimientos de la economía internacional.

Por su esencia, el leasing inmobiliario se dedica al mercado de bienes raíces que producen renta tales como locales comerciales, fábricas, bodegas industriales, oficinas, y todo tipo de propiedades que requieran las empresas para ser usadas como puntos de venta, lugares de producción, sitios para almacenamiento de producto, sucursales, etc.; en la evolución de este contrato se brinda la posibilidad  de  adquirir los bienes inmuebles  unidos a la actividad de producción, a través de un cánon de arrendamiento mensual, con un plazo determinado que puede extenderse hasta los 10 años, al final de los cuales existe la opción de compra del inmueble (s).

Hace 13 años se acogió en Colombia el leasing habitacional, como una opción para respaldar la adquisición de vivienda de forma diferente al tradicional y un tanto complicado “crédito financiero”; buscando que los interesados recuperen la confianza en el sistema usado para su endeudamiento.  Al inicio del leasing, éste no tuvo la acogida esperada y la gente no entendía su funcionamiento, pero con el paso del tiempo, ya se han prestado billones de pesos para esta clase de crédito, demostrado con estudios recientes de Fedesarrollo y Fedeleasing.

Si está considerando adquirir casa o apartamento y está analizando la mejor forma financiera de hacerlo, es mejor que usted sepa de antemano las ventajas y desventajas existentes entre un ‘leasing’ habitacional y un crédito hipotecario. El ‘leasing’ actúa como un arrendamiento que brinda una opción de compra del bien inmueble, pues las personas van cancelado un arriendo mensual de la vivienda nueva o usada y al final del plazo previamente pactado con el banco deciden si se quedan con el inmueble o no.

El valor del arriendo incluye los intereses y los seguros, pero el comprador debe saber que, mientras va cancelando el arriendo, debe ir ahorrando para reunir la cuota final que le servirá para obtener su vivienda; mientras que el crédito es un préstamo de capital para la adquisición de éste, donde el cliente le ofrece a la entidad financiera, como garantía, una hipoteca sobre el bien raíz..

Con el Leasing habitacional también hay ventajas para las entidades financieras porque representa menos riesgo, a diferencia de un crédito tradicional, por ser los dueños del inmueble y no tener que iniciar un proceso legal para ejecutar la garantía de la hipoteca en el evento de un incumplimiento.

El leasing habitacional se usa exclusivamente para la adquisición de viviendas de mayor valor que las de interés social.

 

Suscribete a Nuestro Boletín (Newsletter)

Suscribete a Nuestro Boletín (Newsletter)

Los invitamos a que se mantengan al día con todos los trámites y que reciban nuestros consejos para que juntos, hagamos de cada proceso una experiencia fácil, rápida y cómoda.

Su suscripción a sido exitosa.

Pin It on Pinterest

Share This