SANTOS Y URIBE EN EL VATICANO. El país se levantó hoy expectante sobre lo que sucedería en el Vaticano entre el Papa Francisco, el presidente Juan Manuel Santos y el senador Álvaro Uribe. Muchos tenían la esperanza de que ese encuentro significara una de las reconciliaciones más icónicas. La prensa aguardaba con anhelo, poder dar a conocer la noticia de que el presidente del Centro Democrático y el actual Nobel de Paz, estrecharan sus manos como símbolo de reconciliación que para muchos significaba el milagro que el Papa nos regalaba en esta época de navidad. Lo cierto es que nada de eso sucedió.

La reunión duró tan solo 50 minutos, tiempo en el cual el sumo pontífice no pudo dar fin a una confrontación que lleva más de seis años. Por un lado el senador Uribe ha manifestado, de nuevo, su inconformidad con los acuerdos de la Habana y con la implementación rápida que se hará de los mismos luego de que el congreso haya aprobado el fast track. Por otro lado el presidente Santos ofreció un acuerdo sobre la implementación legal y constitucional de lo pactado, sin que esto requiera de una nueva re-negociación del acuerdo en sí, sin embargo para Uribe esto no fue suficiente, sobre todo porque con el fast track andando, el único que puede tener iniciativa es el gobierno.

“A nadie le conviene ni la división ni la polarización y qué mejor que en la paz se pueda hacer coincidir nuestras opiniones. Le explicamos a Uribe que los acuerdos ya están firmados y en proceso de implementación y que es ahí que podemos sentarnos a analizar cómo quieren los colombianos que se implemente esos acuerdos”. Dijo el presidente Santos.

Luego de salir del salón, Uribe habló con W Radio y manifestó su profunda inconformidad con el tema de elegibilidad e impunidad, mostrando su preocupación por lo que pueden hacer las cabecillas de las FARC luego de haber cumplido sus condenas.

Frente al encuentro el senador Álvaro Uribe dijo:

“Debo confesarles que estoy muy emocionado, muy conmovido, de haber conocido a su santidad Francisco, gracias por su generosidad”.

A pesar de que la reunión no obtuvo los efectos esperados, el Papa Francisco reiteró su apoyo a los acuerdos firmados y manda un mensaje a la iglesia en Colombia para que también muestre su apoyo al acuerdo:

“La iglesia local podrá continuar ofreciendo su contribución a favor de la reconciliación nacional y de la educación del perdón y la concordia”- Vaticano.

Una vez terminada la cita, y luego de que ninguna de las partes llegaran a algún acuerdo ni si quiera con la santa ayuda del Papa, el presidente Santos le obsequió al Papa un balígrafo, una bala convertida en bolígrafo, emblema de la firma de los acuerdos.

Al primer acuerdo, que fracasó en el plebiscito el pasado 2 de octubre, se le hizo ajustes en 57 ejes temáticos a partir de las peticiones del uribismo y los simpatizantes del NO.

Pin It on Pinterest

Share This