Los secuestres son funcionarios públicos que administran un bien que les ha sido entregado bajo mandato y administración por un juez. Por lo general estos bienes son secuestrados porque se encuentran en proceso de embargo o están siendo disputados por dos o más partes (puede leer más sobre el secuestro de bienes dando CLICK AQUÍ), el secuestre es quien se encarga de tenerlos bajo su custodia hasta que se decida a quien se deben restituir.

A pesar de que los secuestres quedan como mandatarios del inmueble, ellos deben responder por una serie de cosas que enumeraremos a continuación:

  1. Deben respetar las relaciones económicas ya establecidas.
  2. Deben hacerse cargo de la conservación del inmueble y de que sus servicios públicos, administración, etc., estén al día.
  3. Administra los cánones que éste reciba, manteniendo las cuentas claras para evitar problemas al momento de restituirlo a su nuevo propietario.
  4. Si la propiedad tiene frutos o cosechas pendientes por recibir, al recibirlas se las queda el secuestre y él se encarga de administrarlas, respondiendo de la misma forma que se indica en el punto anterior.
  5. Si la propiedad contiene bienes muebles u objetos de valor, el secuestre debe encargarse de guardarlos en una bodega o un depósito para que estén seguras, contemplando las medidas necesarias para su conservación y mantenimiento.
  6. Si se trata de una empresa industrial, el gerente debe seguir administrándola pero no conserva el derecho para disponer de dineros o tomar acciones decisivas sobre la empresa sin autorización previa del secuestre.
  7. Si existen dineros en efectivo, el juez que maneje el caso debe consignarlos en una cuenta de depósitos judiciales.

Ahora, al momento de recibir el bien, el secuestre debe levantar un acta en donde especifique cómo recibe la propiedad, en qué condiciones la encontró y con cuántos y cuáles bienes anexos dentro de ella, de igual manera en el acta debe constar cómo se encuentra cada uno de esos bienes anexos, si se van a depositar en bodegas, etc., el acta se puede completar con fotografías y demás. Así mismo, cuando el secuestre restituya la propiedad, debe rendir cuentas ante el juez y ante quien quede como propietario, de la administración, conservación y mantenimiento de la misma junto con sus frutos (si los recibió) y los demás bienes anexos.

Es importante tener presente que el propietario del bien secuestrado puede vigilar la administración del secuestre y denunciar cualquier irregularidad ante el juez que esté a cargo del caso. El secuestre puede responder penalmente por Abuso de Confianza, si obtiene provecho del bien para sí mismo.

 

Suscribete a Nuestro Boletín (Newsletter)

Suscribete a Nuestro Boletín (Newsletter)

Los invitamos a que se mantengan al día con todos los trámites y que reciban nuestros consejos para que juntos, hagamos de cada proceso una experiencia fácil, rápida y cómoda.

Su suscripción a sido exitosa.

Pin It on Pinterest

Share This