Proximamente podrá elaborar su promesa de compra venta en linea

DIFERENCIA ENTRE LOS GANANCIALES Y LA PORCION CONYUGAL. Como definición básica, los gananciales son los bienes que recibe cada cónyuge luego de liquidada la sociedad conyugal y una vez cancelados los pasivos adquiridos en desarrollo de la misma. Por el hecho del matrimonio surge la sociedad conyugal de bienes por aprobación de la Ley, tal

Aunque estos términos se mencionan frecuentemente en el ámbito jurídico relacionado con el tema del divorcio, de la cesación de efectos civiles del matrimonio religioso y de sus implicaciones dentro del régimen patrimonial formado con ocasión y como consecuencia de los mismos, para muchas personas del común no es clara la diferencia entre ellos. Separación

DEUDAS CONYUGALES. Cuando se conforma la sociedad conyugal, a ella ingresan bienes y deudas que, al momento de liquidarse, deben dividirse entre los dos cónyuges por partes iguales. En esta ocasión hablaremos netamente de las deudas que entran al haber conyugal. Primero hay que tener en cuenta que las deudas se deben cancelar, en primera

Antes de liquidar la sociedad conyugal, muchos se preguntan qué es lo que hay que repartir y qué pueden conservar. El primer punto que debemos aclarar es que a la sociedad conyugal no solo entran los activos, es decir los bienes y las propiedades que se obtuvieron durante la vigencia de la sociedad conyugal; también

A la hora de contraer matrimonio mucha gente prefiere asegurarse económicamente por si llegara a darse el divorcio, conservar los bienes que adquirió antes de casarse, intactos. Aunque la ley dispone de dos figuras para modificar el régimen general de la sociedad conyugal que surge automáticamente como efecto patrimonial del matrimonio (las capitulaciones matrimoniales, y

DIVORCIARSE EN COLOMBIA. El promedio de parejas que se están separando en Colombia va en aumento y, además de las heridas emocionales que conlleva, trae consecuencias económicas costosas para la pareja. Con la Constitución Política de 1991 los matrimonios religiosos, incluyendo el eclesiástico, deben registrarse civilmente (Notarías) para que tengan validez ante el Estado, o

Sociedad conyugal y sociedad patrimonial de hecho. La respuesta es no rotundo, porque cada una de de estas figuras jurídicas tiene  diferente tratamiento. El matrimonio y la unión marital de hecho son instituciones  cuya finalidad es crear una familia y, por lo mismo, reciben la misma protección constitucional.  Pero, ese tratamiento se aplica de forma diferente

SUBIR