¿Quién no ha sufrido alguna vez de insomnio pensando en las deudas que tiene y a sabiendas que no hay la suficiente liquidez para cancelarlas?

 

Los expertos han escrito innumerables veces sobre este tema dando recomendaciones sobre lo que se debe hacer para no llegar al aterrador escenario de no poder cumplir con las obligaciones, a pesar de tener, al menos, un ingreso fijo cada mes.

 

¿Cuáles son las principales causas de endeudamiento de las personas?

 

  • Consumo desmedido.
  • Compras innecesarias.
  • Manejo de las cuotas de tarjetas de crédito y capacidad para pagarlas.
  • Solicitud de créditos sin justa causa.
  • Cultura financiera.
  • Sin hábito de ahorro

 

Cuando no se lleva una adecuada administración de los ingresos lo más seguro es caer en un endeudamiento que, en muchos casos, termina siendo muy costoso e impagable, con lo cual  se afecta la estabilidad financiera y se ocasionan reportes negativos ante las centrales de riesgo.

 

¿Qué hacer?

 

Primero que todo, ser muy austero en los gastos y tener claro que cualquier deuda implica pagar las cuotas a capital más los elevados intereses. Entre más tiempo sean las cuotas a pagar, más caro saldrá su préstamo, o la obligación a cancelar ante terceros.

Por ello, debe pensar muy bien si vale la pena endeudarse y si se justifica verdaderamente.

 

Nivel de endeudamiento

 

Expertos recomiendan para estos casos, que el nivel de endeudamiento no debe sobrepasar el treinta por ciento (30%) de sus ingresos fijos, es decir que la deuda total es una tercera parte de los ingresos percibidos durante (1) mes y distribuida en los periodos fijados hasta cubrir dicha obligación.

 

Para calcularlo es muy simple: ingresos netos después de impuestos (ebdita), menos deuda contraída y dividida en los plazos acordados para su cancelación total.

 

Una deuda por vez

 

La importancia del ahorro es vital y aconsejable, en la medida que si tiene un dinero extra puede llegar a utilizarlo para una compra esencial o una emergencia, sin necesidad de endeudarse. Si tiene pareja, más fácil será ayudarse mutuamente aportando cada uno lo que estime conveniente sin que afecte sus gastos fijos.

 

Aquí es primordial señalar que, si tienen un adecuado manejo de sus finanzas, el escenario ideal es poseer la liquidez necesaria para pagar de contado la compra. De no ser posible, hay que mirar cómo endeudarse primero con algo tangible, en módicas cuotas e intereses, ojalá, los más bajos del mercado. Cancelar dicha deuda y una vez subsanada la obligación, volver a adquirir otro crédito. Tratar de no tener más de dos (2) compromisos con acreedores y jamás endeudarse para cosas que sean intangibles.

 

Vida crediticia

 

Recuerde que si no tiene una vida crediticia positiva es improbable que pueda acceder a créditos como, por ej., aquellos a los que sí vale la pena acceder como lo es el de adquisición de vivienda. Las entidades financieras y cualquier entidad a donde solicite un crédito, verificarán su comportamiento de pago.

 

¿Qué sucede si no sigo estas recomendaciones?

Lo más probable es que se llegue a una situación en la que no se pueda responder por las obligaciones contraídas y caigamos en la penosa situación de declararse en insolvencia para reorganizar la situación financiera y responder a los acreedores.

Y si ése es su desafortunado caso, no se preocupe, en la Notaría 19 lo asesoramos y le brindamos el mejor apoyo para realizar este trámite y cumplir a todos con lo adeudado.

Contáctenos.

 

Temas relacionados:

¿Qué pasa si no puedo y/o no quiero pagar mis deudas?

Morosos de alimentos, ¡A responder!

Efectos del incumplimiento acuerdos de pago de persona natural